985 168 911 rodator@rodator.com

Quienes sabemos cómo reparar un engranaje de metal, somos conscientes de lo importante que es la calidad en la producción y fabricación de este tipo de piezas. 

Y es que no llevar a cabo un adecuado mecanizado y una cuidadosa preparación en la fase de temple (que es el procedimiento térmico por el que las aleaciones de acero y hierro fundido se endurecen) van a dar como resultado engranajes inservibles. 

Entonces, ¿de qué depende una correcta fabricación de engranajes de metal? ¿Cómo se elaboran? Desde Rodator, detallamos la respuesta. 

¿Cómo se realiza la fabricación de engranajes de metal?

No cabe duda de que para obtener los mejores resultados, es imprescindible elegir el método y las herramientas de mecanizado de engranajes adecuadas y precisas. En este punto, el tipo de pieza, el proceso productivo o el tamaño del lote van a condicionar esta elección. 

No obstante, este sector es enormemente cambiante. Tengamos en cuenta los drásticos cambios que se han venido introduciendo los últimos años en el proceso de mecanizado de engranajes, entre otras razones, por el vertiginoso avance de la tecnología (vehículos eléctricos, nuevos diseños de las transmisiones, etc.). 

Hacia procesos de mecanizado más flexibles y productivos

Para conseguir un proceso de mecanizado de estas características, la industria ya empieza a prescindir de las máquinas-herramientas de mecanizado de engranajes convencionales, y se empieza a centrar en el mecanizado multitarea de engranajes/estriados. 

El power skiving, por ejemplo, ocupará el escenario central en este aspecto, pues elimina la necesidad de disponer de varias máquinas especializadas. En consecuencia, desaparecen las restricciones derivadas de los cambios de máquina. 

Requisitos para conseguir engranajes de calidad 

Nuestros especialistas, que saben cómo reparar un engranaje de metal de cualquier naturaleza, advierten que la calidad del engranaje depende no solo de la pieza o del área de aplicación. También está sujeta a requisitos como las herramientas – que deben ser de la máxima calidad – , la correcta limpieza de la superficie de contacto, una sujeción estable, así como una óptima precisión en la maquinaria a utilizar. 

Desde Rodator, proporcionamos servicios de la máxima calidad para el sector de la ingeniería mecánica, así como en el suministro de componentes de metal, equipos y aplicación de composites para la industria general. ¡Llámanos!