985 168 911 rodator@rodator.com

Dentro de la industria hidroeléctrica, la tecnología de polímeros ofrece muchos beneficios. Resistencia a la cavitación, excelente resistencia a la erosión y a la corrosión, y mejoras en la eficiencia. Estos desarrollos ofrecen una alternativa a los métodos tradicionales y brindan ahorros de tiempo y dinero.

Retos de las reparaciones tradicionales

Uno de los métodos de reparación más convencionales es la soldadura. En estas reparaciones, el material perdido se reemplaza con más del mismo material, es decir, una reparación con lo mismo. Volver a introducir el mismo material de base, simplemente permite que el problema vuelva a ocurrir y no aborda la causa original del problema. La pérdida continua de metal derivará en paradas continuas.

Otro inconveniente del reemplazo del metal perdido con trabajos en calor son los procedimientos que conlleva la reparación. El trabajo en caliente se lleva adelante de manera gradual, calentando primero toda la pieza antes de la aplicación de la técnica de reparación. Esto implica tiempos prolongados de enfriamiento entre la aplicación de la reparación para evitar una deformación excesiva por calor.

También se debe tener cuidado al seleccionar el metal de aporte en la reparación (placas o varillas de soldadura), ya que si se usan materiales disímiles se puede iniciar un proceso de corrosión galvánica localizado que conduce a adoptar más cuidados y precauciones en el procedimiento de reparación.

Tecnologías avanzadas de polímero: recubrimientos y compuestos de reparación

Con los muchos problemas que pueden surgir con las técnicas de reparación tradicionales, los recubrimientos protectores y los compuestos de reparación de aplicación en frío ofrecen una buena alternativa. La pasta de Belzona reconstruye el sustrato mientras que el recubrimiento proporciona una capa de protección. Este método detiene totalmente la corrosión y asegura una protección del equipo de larga vida.

Rodete de turbina deteriorado en industria hidroeléctrica

Esta técnica no sólo evita la necesidad de usar herramientas y equipos especiales, sino que tampoco requiere de paradas prolongadas. Esto es debido a que la aplicación se puede realizar rápida y fácilmente de forma manual o con pulverizador. Los recubrimientos y los compuestos se aplican y curan a temperatura ambiente, lo que elimina la necesidad de realizar reparaciones en calor.

Prolongamos la vida útil del equipo

Además, la tecnología de polímeros de Belzona presenta una alternativa más beneficiosa que los métodos tradicionales pues aumenta la durabilidad y la eficiencia del activo. Belzona 1341 es un recubrimiento epoxi con una baja afinidad electrónica con las moléculas de agua (material hidrofóbico o “repelente al agua”) y propiedades reológicas. Una vez aplicado simplemente con brocha o rociado en caliente sin aire, forma una superficie extremadamente lisa que reduce la capa límite del fluido bombeado y las turbulencias internas, lo que crea un flujo más laminar, de menor fricción, y aumenta así la eficiencia hidráulica.

Cavitación

El uso de materiales duros y aleaciones especiales es una práctica común en áreas expuestas a la cavitación, pero estas medidas suelen ser muy caras y finalmente fallan si están bajo ataque constante. Para resistir los efectos de la cavitación, Belzona desarrolló especialmente el compuesto Belzona 2141. Este elastómero de poliuretano de dos partes se aplica con brocha como recubrimiento específico para áreas sujetas a daño por cavitación. Como es un elastómero, la elasticidad de este producto proporciona resistencia contra el daño por impacto. El compuesto Belzona 2141 fue formulado tras un largo proceso de desarrollo e investigación para determinar las condiciones más importantes presentes en las zonas propensas a daños por cavitación en equipos que manejan fluidos. Con una fuerza de adherencia excepcional, y elasticidad para absorber y disipar las presiones extremas de impacto de microchorros.

Daño por cavitación en un álabe fijo en industria hidroeléctrica

Protección comprobada contra la erosión, la corrosión y la cavitación

Técnicas de aplicación avanzadas y una tecnología en constante evolución han permitido que las soluciones poliméricas se conviertan en la mejor opción para el mantenimiento y la protección de equipos que manejan líquidos. Dentro de la industria hidroeléctrica, estos recubrimientos y compuestos han demostrado durante décadas que reducen la cavitación, detienen la corrosión y desaceleran los efectos de la erosión en equipos críticos. Tras superar rigurosas pruebas de laboratorio, las aplicaciones de Belzona se llevan a cabo con personal experimentado y capacitado para asegurar la máxima calidad y los más altos estándares posibles.

No te pierdas el siguiente tratamiento de eficiencia para industria hidroeléctrica;

Protege tus equipos hidroeléctricos con las diferentes soluciones que te ofrecen los productos Belzona, contacta con rodator@rodator.com y nuestro equipo te asesorará.