985 168 911 rodator@rodator.com

Belzona innova en sus sistemas de reconstrucción de metales. Las paradas inesperadas y el posterior tiempo fuera de servicio pueden ser muy costosos para los propietarios y operadores de equipos. Aunque parezca irónico, las piezas más pequeñas pueden causar, a veces, las pérdidas más grandes. Los elementos mecánicos con tolerancias muy pequeñas como rodillos de accionamiento, ejes, uniones mecánicas y alojamientos de cojinetes, son susceptibles a un desgaste acelerado. Especialmente cuando están expuestos a la corrosión o a la presencia de polvo y partículas finas en el ambiente. La fatiga de los componentes metálicos comienza y un fallo prematuro puede ocasionar paradas inesperadas y muy costosas.

Soluciones Convencionales de reconstrucción de metales

Para restaurar las condiciones originales del metal se utilizan métodos de reparación tradicionales como la soldadura, pero estos no dan una protección continua para prevenir fallos futuros. Además, el trabajo en caliente pocas veces se puede hacer in-situ ni tampoco sin desarmar el equipo. La cantidad de tiempo asociada con el desarmado del equipo, el transporte al taller de las partes afectadas, la realización de la reparación, que incluye el tratamiento térmico posterior a la soldadura, y luego el ensamblaje suma muchas horas de producción perdida. Por lo tanto, los ingenieros y profesionales de mantenimiento buscan soluciones que puedan satisfacer varios requisitos;

  • Aplicaciones in situ
  • Reparaciones que se realicen sin desarmar el equipo (o con un desarmado mínimo)
  • Materiales de reparación fáciles de almacenar para tener a mano en cualquier momento.
  • Bajos riesgos de aplicación, como deformaciones o grietas.
  • Tiempo de espera de vuelta al servicio del equipo mínimo.

Soluciones de Belzona de aplicación en frío

Los materiales de fraguado en frío han sido diseñados para simplificar las reparaciones mecánicas y evitar que vuelvan a ocurrir más daños. Los compuestos para reparación de componentes metálicos de Belzona se usan para restaurar rápidamente los equipos dañados o con fallos y asegurar un regreso rápido al servicio. El uso de técnicas de moldeado y mecanizado permite restaurar los perfiles exactos. La alta adherencia y las excelentes propiedades mecánicas, como la resistencia a la compresión y a la erosión, indican que los productos prolongarán significativamente la duración del equipo en servicio.

Proceso de reparación simple

Primero se debe seleccionar el material de Belzona de acuerdo con el tamaño del equipo, la suciedad de la superficie y las condiciones operativas, como la carga prevista. Nuestros representantes locales te pueden asesorar con el producto correcto y con la forma de aplicación. Además, Belzona pone a disposición del usuario muchos procedimientos documentados para restaurar diversas piezas y equipos.

Durabilidad en servicio

Una vez finalizada la aplicación, la solución Belzona no solo resuelve el problema, en muchos casos impide que se repita. Los materiales de Belzona han sido sometidos a diversas pruebas que ilustran su rendimiento en servicio, por lo general en reparaciones mecánicas. Además, los casos de estudio (que abarcan varias décadas) son testimonio de la durabilidad de Belzona.

No te pierdas el siguiente vídeo de una reparación realizada hace más de 30 años con los productos Belzona, y que ha sido revisada 33 años despues ;

Los materiales de Belzona son resistentes a la corrosión y su uso es adecuado en una amplia gama de servicios, por ejemplo, en contacto con una gran variedad de sustancias químicas. Como son aislantes eléctricos, también eliminan los efectos de la corrosión galvánica que suele aparecer cuando hay metales distintos en contacto. Su alta adherencia y su capacidad para formar superficies de contacto perfectas garantizan una larga vida útil cuando se usan en reemplazo de placas de compensación en condiciones de carga irregular, como en la reconstrucción de alojamientos para rodamientos y bujes. Además, al ser menos dúctiles y más elásticos que los metales, tienen una excelente resistencia a la vibración y la fatiga.

Tipos de reconstrucción de metales

Para la reconstrucción de ejes dañados, el producto y la técnica de aplicación se deberán seleccionar en función de la causa y la naturaleza del daño. Las más comunes son;

  • Moldeado: para este método de reparación, se deben fabricar moldes adecuados de materiales rígidos con separación longitudinal. La reparación ha de quedar en la parte media del molde, y éste apoyado en las secciones sin daños del eje. Además, se deben dejar agujeros de ventilación y, donde se utilicen técnicas de inyección, bocas de inyección en puntos estratégicos.
Moldeado
  • Mecanizado: con esta técnica aplicamos el material de Belzona inicialmente al eje, mientras se hace girar lentamente, presionándolo contra la superficie preparada para asegurar una humectación completa y evitar que quede aire atrapado. A continuación se aplica más material de Belzona hasta rellenar por encima de la circunferencia del eje para que, una vez curado el material, se pueda mecanizar hasta las dimensiones requeridas. Para lograr un mejor acabado, el material de Belzona se puede pulir con una tela esmeril fina.
Mecanizado
Mecanizado

La selección del producto Belzona se debe realizar teniendo en cuenta lo siguiente: el problema predominante, la temperatura operativa del sistema, el contenido porcentual de sólidos y la naturaleza del fluido del sistema, y las dimensiones del eje. Comprueba nuestra serie 1000 y descubre el producto que más te convenga.

Nuestros agentes están a tu disposición para asesorarte sobre reconstrucción de metales en cualquier punto del proceso, desde el estudio previo de la reparación hasta la aplicación final. Contacta ya a rodator@rodator.com.