985 168 911 rodator@rodator.com

Como especialistas en aplicación de resinas poliméricas y demás soluciones para proteger construcciones y estructuras, desde Rodator ofrecemos algunas claves sobre la protección de techos. Y es que los sistemas de impermeabilización contra el agua y el clima son el mejor aliado frente a las inclemencias del tiempo (ciclos de congelación y descongelación, lluvia, etc.), que ejercen sobre fachadas y azoteas un desgaste progresivo y agresivo. 

Los mejores aliados en la protección de superficies 

Sin duda, el reemplazo de tejados supone un gasto extraordinario y evitable. Por otro lado, los métodos de reparación convencionales no ofrecen una protección a largo plazo. En este sentido, la resina es el componente estrella en relación a la durabilidad, permeabilidad, protección o realce del color de tejados y fachadas. 

Desde los acrílicos, con un empleo similar al de la pintura para exteriores, hasta los elásticos, que resisten todo tipo de movimientos de contracción y dilatación, la oferta de soluciones y sistemas de impermeabilización contra el agua y el clima es de lo más extensa.

Impermeabilizantes más comunes 

Atendiendo a factores como el clima o la temperatura, así como a su diseño, los sistemas de impermeabilización contra el agua y el clima más comunes del mercado son los siguientes: 

Acrílicos

Esta solución líquida está elaborada con resinas sintéticas y fibras de vidrio y se emplea fundamentalmente para evitar  filtraciones. De gran adhesión, el impermeabilizante acrílico es sumamente eficaz en temporada de lluvias, ya que sus propiedades son de secado ultrarrápido.  

Cementosos 

Cuando el techo presenta grietas o fisuras, los impermeabilizantes cementosos son la clave en el sellado. Además, presenta propiedades de lo más versátiles, logrando una protección completa para todo tipo de climas. 

Asfálticos 

El impermeabilizante asfáltico, sin duda, es el sistema de impermeabilización más tradicional, y está elaborado a base de asfaltos modificados, minerales, fibras naturales y solventes. Se aplica tanto en superficies horizontales como verticales, pero también como recubrimiento anticorrosión de superficies bajo tierra o bajo el agua.  

Elásticos

Esta variedad se fabrica con polímeros acrílicos. Una vez seca, el recubrimiento aplicado sobre techos, terrazas y fachadas es capaz de resistir los agentes atmosféricos y contaminantes. Los impermeabilizantes elásticos, en definitiva, gozan de una gran flexibilidad y resistencia. 

Membranas poliméricas

De alta resistencia, una vez aplicadas, garantizan una superficie homogénea y sellada al 100%. Además, su alcance de impermeabilización es prácticamente ilimitado.

La lista de sistemas de impermeabilización contra el agua y el clima es más extensa. ¿Quieres conocerlas todas? En Rodator te asesoramos.