985 168 911 rodator@rodator.com

Vamos a analizar los riesgos de la soldadura convencional Vs la unión de metal en frío que ofrece Belzona.

La soldadura es la solución más utilizada y reconocida para la unión de metales, pero también es la más peligrosa. Se estima que 562.000 empleados están en riesgo de exposición a peligros químicos y físicos de soldadura, corte y braseado.

Además, el aumento del riesgo de padecer cáncer de pulmón está asociado con la soldadura convencional en la mayoría de estudios realizados.

La soldadura convencional también conlleva:

  • Riesgo de chispas
  • Riesgos eléctricos
  • Necesidad de permisos para trabajos en caliente
  • Peligros para los transeúntes

Probamos la aplicación de un soporte en un tanque realizada con ambos métodos, para comparar soldadura frente a unión en frío.

El soplete comenzó a arder a través del tanque, destruyendo el revestimiento interno y generando humos peligrosos. Luego unimos la placa en frío, por lo que el calor generado disminuyó considerablemente.

La unión en frío:

  • Minimiza la generación de calor
  • Crea una unión de superficie completa
  • Asegura un ambiente seguro para el personal
  • No requiere un especialista o EPIS especiales para soldadura.

El proceso de unión polimérica en frío que ofrece Rodator se puede utilizar para mitigar los riesgos para la salud y proporcionar una unión duradera de metal a metal.

Otros beneficios son;

Mayor adhesion a superficies mojadas y/o contaminadas con aceite

Fácil limpieza posterior al montaje

Sin necesidad de mecanizado in situ, alivio de tensión o tratamiento térmico posterior a la soldadura

Distribución uniforme de la tensión aplicada

Soluciones de soldadura en frío de Belzona

¿Qué es la soldadura en frío?

La soldadura en frío puede describirse como la unión de dos partes o materiales sin emplear calor. Las técnicas tradicionales de unión de materiales como, por ejemplo, la soldadura, utilizan altas temperaturas generadas por un arco eléctrico o mediante la quema de gases para «derretir» los materiales de modo que se fundan en uno. La soldadura en frío se logra utilizando un adhesivo que forma una unión entre dos materiales. Los compuestos de fraguado en frío de Belzona permiten crear esta unión sin emplear calor.

Una conveniente alternativa a la soldadura

La soldadura es una de las técnicas de unión más reconocidas; sin embargo, también presenta varias cuestiones problemáticas en lo que respecta a la seguridad personal y ambiental, el tiempo de inactividad y los defectos que pueden provocar fallas.

Soldadura en frío de Belzona

Los adhesivos Belzona se usaron por primera vez a finales de la década de 1950 para pegar etiquetas de identificación de equipos. Con los años se mejoraron los materiales para resistir presiones y temperaturas más altas, así como obtener una adherencia y resistencia a la compresión comparablemente altas. La soldadura en frío se considera ahora como una alternativa viable a la soldadura por diversas razones:

  • No hay riesgo de chispas o peligros eléctricos y no es necesario contar con permisos para trabajos en caliente.
  • La soldadura en frío puede usarse en lugares donde el corte y la soldadura en caliente estén restringidos debido a atmósferas potencialmente explosivas.
  • La aplicación simple y fácil en el sitio, sin necesidad de contar con equipos especiales, hace que la soldadura en frío sea ideal para reparaciones de emergencia y áreas de aplicación difíciles, donde el acceso esté restringido.
  • No es necesario mecanizar, aliviar tensiones ni realizar tratamientos térmicos posteriores a la soldadura en el sitio.
  • El adhesivo de soldadura en frío puede adaptarse a formas y sustratos irregulares, de modo que permite rellenar los vacíos entre las superficies. Esto garantiza un 100 % de contacto lo cual consecuentemente mejora la capacidad de carga.
  • El sistema es ecológico, libre de solventes y totalmente sólido.

Una solución simple para situaciones complejas

La aplicación de soldadura en frío es simple, ya que utiliza el material Belzona como adhesivo entre dos superficies. Esta sencilla técnica le permite resolver problemas muy complejos en situaciones variadas y difíciles.

Un ejemplo es la tecnología de soldadura de placas para renovación de cubierta, desarrollada a principios de la década de 2000, que implica el uso de múltiples placas soldadas en el lugar utilizando el material Belzona para crear una nueva cubierta.

Se han desarrollado y probado otras aplicaciones, a través de ensayos y casos prácticos, que incluyen el acuñado o calce irregular a fin de restaurar la integridad estructural y soldar permanentemente equipos y estructuras en entornos difíciles y que presentan verdaderos desafíos.

La soldadura en frío de Belzona ha sido aceptada como una instalación permanente y se ha utilizado en todos los buques clasificados por Germanisher Lloyd desde 1984.

¡Haz una apuesta segura para tus soldaduras, instalaciones y tu personal con Rodator! No lo dudes, contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso

https://youtu.be/eXs8p-OOZ_s