985 168 911 rodator@rodator.com

El proceso de bombeo de líquidos y sólidos somete a los equipos a un esfuerzo constante, que hacen necesarias las soluciones de Belzona para bombas. Este esfuerzo genera, como consecuencia, procesos de corrosión y erosión en los componentes principales de las bombas como impulsores, carcasas y ejes. Los anillos de desgaste, tajamares y carcasas deben pueden causar problemas mayores en lo que respecta al funcionamiento y el desempeño de la bomba.

Al principio, el daño producirá asperezas y picaduras superficiales que aumentarán la fricción y producirá una caída de la eficiencia del sistema, aumentando los costes operativos. Sin embargo, si estos problemas de corrosión y erosión no se atienden a tiempo, pueden poner en riesgo la integridad del componente, y en última instancia el fallo del equipo.

Si bien el reemplazo podría ser una solución obvia, generalmente está asociada con altos costes y plazos de entrega de semanas o incluso meses. Por otra parte, el trabajo en caliente, que incluye soldadura, puede inducir tensiones en el material del equipo y crear problemas de corrosión galvánica. Además, ninguna de estas soluciones ataca el problema subyacente.

Por esta razón, cada vez más el personal a cargo del mantenimiento de las bombas elige las tecnologías poliméricas de curado en frío para reparar y proteger sus equipos.

Aumento de la duración en servicio y ahorro de costes

Los sistemas de Belzona ofrecen una forma simple y económica de restaurar el perfil original y de proteger los componentes de daños futuros y, a la vez, asegurar que el equipo vuelva al servicio en cuestión de días. La aplicación de productos Belzona dará como resultado una bomba mejor que una posible bomba nueva, con mayor resistencia a la erosión/corrosión y mayor desempeño.

Reparación

La gama de Belzona incluye una selección de materiales en pasta diseñados para ofrecer soluciones de reparación para una gran variedad de situaciones de aplicación.

Revestimiento para bombas Belzona

Belzona 1111 (Super Metal) es el buque insignia de la gama. Al igual que todos los materiales de Belzona para reparación de bombas, este compuesto multipropósito ofrece una resistencia a la corrosión sobresaliente. Se adhiere firmemente a cualquier sustrato metálico y no se contrae, expande ni deforma durante el proceso de fraguado; una ventaja significativa con respecto a materiales que contienen compuestos orgánicos volátiles. En muchos casos donde el sustrato ha sido afectado por erosión y corrosión severa, Belzona 1311 (Ceramic R-Metal) es la primera opción. Repara el desgaste y restaura las dimensiones exactas de áreas muy erosionadas. Ofrece una excelente resistencia a la corrosión, y reduce la velocidad de la erosión debido al alto porcentaje de relleno cerámico en su composición.

En áreas que sufren daño severo (por ej., donde parte del sustrato haya sido eliminado por impacto), se puede restaurar la resistencia mecánica del sustrato. Este marco se puede construir mediante el montaje de pernos o por soldadura en frío sobre tela metálica o placas de acero. La reparación se completa entonces rellenando el marco con material de Belzona para recrear el perfil original.

Protección

Para lograr una protección completa contra futuros daños, se debe aplicar un recubrimiento sobre el componente. Belzona ofrece una amplia gama de sistemas de protección para aplicación en forma líquida para temperaturas de hasta 180ºC (356º F). Además, resisten el ataque de una gran variedad de sustancias químicas. Al igual que los materiales de reparación Belzona, sus recubrimientos no contienen compuestos orgánicos volátiles, lo que reduce los riesgos de salud y seguridad y evita la contracción del producto comúnmente asociada con muchas otras tecnologías de recubrimiento. Además, a diferencia de muchos otros recubrimientos que se deben aplicar en capas gruesas, los sistemas de recubrimientos de Belzona son relativamente finos y no generan restricciones de flujo.

Esquema Bomba

Los más comunes son Belzona 1311 y Belzona 1321. El sistema forma un recubrimiento protector duradero para reparación de metales y protección contra la erosión y la corrosión con excelente resistencia a las sustancias químicas en situaciones de inmersión continua a temperaturas de hasta 60º C (140º F).

Donde haya presencia de químicos agresivos, el recubrimiento de barrera de alto rendimiento Belzona 4311 (Magma CR1) es ideal para proteger superficies contra los efectos del ataque químico, en especial de sustancias ácidas y alcalinas.

También se han diseñado otros sistemas de recubrimiento específicos para resistir temperaturas ultra elevadas, ácidos inorgánicos calientes, condiciones de cavitación elevada o para brindar protección contra partículas muy abrasivas.

La gama de recubrimientos protectores de gran duración se complementa con Belzona 1341 (Supermetalglide). Es un sistema de recubrimiento de alto rendimiento que puede mejorar la eficiencia de las bombas. Al mismo tiempo, el recubrimiento protege al componente contra la corrosión futura, lo que implica que sus efectos se mantendrán durante mucho tiempo. Así, reduce el consumo de energía y los costes operativos.

Vídeo de una reparación y posterior mejora con las soluciones de Belzona para bombas;

Si bien Belzona 1341 ya demostró sus beneficios en bombas usadas, cada vez más clientes lo usan en equipos nuevos. Prolonga su vida útil y ahorra en costes de energía. También se está consolidando como práctica común recubrir equipos nuevos con Belzona 1341, pues elimina el largo tiempo de mecanizado y pulido fino en el caso de que la construcción no cumpla con la eficiencia especificada en el diseño original.

Protege y mejora la eficiencia de tus equipos con las soluciones para bombas de Belzona, ponte en contacto con nosotros a través de rodator@rodator.com y te asesoraremos sin compromiso.